Desde el Sistema hacia la Cultura

Creando Liderazgo para el Cambio, Implementando una Gestión Lean.

La rapidez con la que cambia el entorno y, por lo tanto, las reglas del juego, hace que la única gestión que en la actualidad puede ser considerada "resiliente", "antifrágil" o "prosiliente", sea aquella que contiene en su ADN la capacidad de su propia transformación, de la adaptación constante al cambio y cuando no a anticiparse al mismo, como sucede en una Cultura Lean.

Llevar a la práctica exitosamente la Implementación de un Sistema Lean de Producción en cualquier tipo de Organización, requiere de consolidar cómo línea de base una de las claves, el Liderazgo y cómo lo distribuimos en el entorno de la empresa. Cuando el Liderazgo se distribuye en toda la organización de manera interconectada en redes colaborativas de equipos con una visión compartida de que los propósitos y desafíos son para la "Mejora del Todo y de Todos", estaremos en "Modo de Liderazgo Lean".

Para ello recomendaría algunas premisas a tener en cuenta a la hora de formar Lideres facilitadores de la implementación de un Sistema de Gestión Lean, tal como sigue:

1- Derramar el Ejemplo es una de las claves del Líder. “El ejemplo no es lo que más influencia a personas, es lo único” y el sistema lo debe incorporar.

2- El Líder gestionando problemas no debe aceptar que no hubo problema, “No Problem is the Problem”. Los problemas deben ser vistos por el sistema como una Oportunidad.

3- El Líder debe Fijar Retos desafiantes de mejora, partiendo de la situación actual objetiva no de opiniones ni sensaciones. El sistema reta los proceso y sabe que también experimentará tomar riesgos. 

4- Se prioriza la Ejecución, el “Aprender Haciendo” es el mensaje del Líder cuando llevamos a la práctica este sistema de trabajo. Evitar la procrastinar con dciplina y buenos hábitos para priorizar la ejecución y debe venir como ejemplo de arriba para poder influenciar en el resto del equipo.

5- Apertura al Aprendizaje permanente, eliminando barreras y tabúes como “esto ya lo hicimos…” o “no va a funcionar…”. Es necesario cuestionar las limitaciones históricas impuestas. No hay futuro posible sin desafiar el statu quo.

6- Se debe generar en los Lideres una mirada, donde el “centro de gravedad” esta puesto en el Sistema Productivo, con las Personas de las Áreas Soporte activamente colaborando desde su expertis en las soluciones. Cada uno es Accountables de una parte del "Todo".

7- Introducir los ingredientes Agile al Lean en una misma “receta” es el mejor camino en la formación de Lideres. Cada día es más Importante la gestión del Recursos Tiempo (RRTT), para ello el manejo del Sentido de la Urgencia, nos ayuda a gestionar los detalles con el tiempo que afectamos a los Procesos Productivos o Administrativos.

8- El Respeto mutuo, deben hacer un esfuerzo para entender los obstáculos que cada persona encuentre y apoyarlo a su desarrollo, aprovechando lo mejor posibles sus habilidades y talento potencial.

La capacidad de generar un Cambio desde la Implementación de un Sistema de Gestión Lean es sinónimo de Profesionalización exitosa en cualquier tipo de organización. Cuando cambiamos el sistema el comportamiento cambia y los resultados de las personas se multiplican y esto se respira cuando estamos frente a una Gestión en "Modo Lean".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.