Como Sigue el “Mega Recall”

Continuando con el tema de lo que hemos dado a llamar, desde Avps; como Mega Recall en la historia de la industria automotriz; queremos actualizar la situación de Toyota, para lo cual transcribimos algunas novedades:

Los entes reguladores de los Estados Unidos propusieron multar a Toyota Motor con la pena máxima de 16,4 millones de dólares, porque la compañía no notificó en el momento oportuno al Gobierno sobre las fallas en el pedal del acelerador que provocaron retiros y revisiones masivas en enero. La Administración de Seguridad del Tráfico del Departamento de Transporte acusó a Toyota de no notificar a los reguladores el defecto durante al menos cuatro meses, aunque Toyota conocía los riesgos potenciales para los consumidores.

La pena que se solicita es la más elevada contra un fabricante de automóviles por parte del Gobierno de EE.UU. La multa más alta hasta la fecha fue de un millón de dólares contra General Motors por una falla en el limpiaparabrisas en modelos de 2002 y 2003.

Los fabricantes de automóviles están obligados a notificar a los reguladores en un plazo de cinco días laborales si hallan defectos de seguridad.

Los reguladores conocieron a través de unos documentos facilitados por Toyota que la compañía sabía que existía el defecto de un “pedal que se atascaba” al menos desde septiembre de 2009. La revisión de unos 2,3 millones de vehículos en los Estados Unidos fue anunciada a finales de enero.

Indiscutiblemente podemos rescatar alguna conclusiones:

a) Si bien esta claro que esa cifra no le va mover el amperímetro económico a Mr Toyoda, o a Toyota como empresa tampoco no hay duda que si le va mover el amperímetro de la imagen en especial en USA, y en aquellos países con influencia americana y con alto potencial en la demanda como seguramente puede ser China.

b) Por otro lado no hay duda tampoco que bueno esos países donde son ejecutivos y las cosas se expiden rápidamente.-

A lo anterior se suma que la revista Consumer Reports instó el martes a los consumidores a evitar la compra del Lexus GX 460, al decir que el vehículo deportivo utilitario de la automotriz japonesa Toyota era un “riesgo para la seguridad” por el desempeño de su sistema de control de estabilización. La revista sin fines de lucro, considerada una voz influyente y objetiva en cuanto a la seguridad y calidad del mercado norteamericano, dijo que el Lexus GX 460 tendía a patinar al girar en una curva.

Desde AVPS por feeling seguimos esperando la jugada magistral de Toyota, por que apostamos al Management by fact, y este sería un momento ideal para aprovechar semejante hecho y pegar el “golpe de gracia”, aunque conociendo la cultura japonesa creemos también que puede darse que lo están haciendo pero en silencio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.