¡La Transformación de las PYMES es Inevitable!

Matices a considerar en una transformación de Empresas Pymes:

“Lo que te trajo hasta acá, no será lo que te lleve hacia donde debes ir”.

Es importante estar preparados, los mercados, todo lo que nos rodea sigue cambiando y los paradigmas de competitividad también, se hace necesario estar preparados e ir transformando nos, considerando lo que podemos llevar a cabo desde adentro hacia afuera de las empresas, pensando en un entorno de “Adaptación y Cambio”.

¿De qué manera llevar a cabo la transformación?

 

Viendo que son varias las alternativas a seguir, puede surgir la 1er duda de cual tomamos o la combinación de algunas. No obstante, eso lo más importante acá es considerar que cada Empresa es única y la alternativa a seguir debe ser una y exitosa. Para eso debemos saber que una transformación no se logra copiando y pegando y que el desarrollo viene sobre todo, por lo que adaptamos y no tanto por lo que adoptemos. De manera tal que acá aparecen consideraciones claves como son la “figura” de quien nos guíe y la hoja de ruta a seguir que debe ser acorde a la organización para que la adaptación sea exitosa.

¡Premisas a tener en consideración!!

Si estas decidido a iniciar una transformación de tu Pyme recomiendo considerar esfuerzos adicionales en ciertos “focos”, que seguramente nunca pusiste el énfasis necesario y que son la base de todo cambio. Entre otros algunos tienen que ver con: alinear equipos de personas, desarrollar talentos, modificar y crear nuevos hábitos, expandir el trabajo horizontal, potenciar personas, entrenar y facultar para dar autonomía a personas, formar equipos que resuelvan problemas y definan estándares de trabajo, crear un “liderazgo consistente” y coherente en el largo plazo. Todos estos tienen una puesta en común que tiene que ver con el Capital Humano y la “centralidad” en el talento y las Personas. Si en este tema crees en la mentalidad es “comprar” el talento en lugar de invertir en su desarrollo, resultará más cómodo en el corto plazo, pero es muy costoso, poco eficiente y se trata de un enfoque miope que se vuelve un lastre de la transformación en las empresas.

Otras premisas que debes saber es considerar que se difunden tecnologías de gestión para el cambio que no son garantía de éxito en la actualidad, menos aún para llevar adelante una transformación. Son modelos de copias incompletas (la del MIT en Japón), copias de grandes empresas americanas exitosas de tecnología, energía, automotriz, etc. (Motorola, G.E., Ford) que no han podido más allá de cierto contexto histórico (los 80/90) mantener consistencia en los resultados a lo largo del tiempo independiente de quien las presidió. Dependieron más del momento histórico, de un solo CEO y algún consultor gurú de época. Por ende, estas propuestas deberían ser re consideradas como tecnologías de gestión alineadas con la Competitividad requerida en los tiempos que corren.

Ni las iniciativas Lean (copia incompleta del NPS-TPS) menos el Six Sigma por su manera de organización, vienen teniendo tasas de éxitos relevantes, como para facilitarnos un proceso de transformación en las organizaciones que nos permita un desarrollo tal que nos facilite alcanzar niveles de Competitividad sostenidamente.

¿Cuál es el camino más recomendable y seguro?

Aquel que está avalado a través de los años, aquel que las Empresas que lo implementan, cambian CEO o de generación y se mantienen competitivas y son espejos a imitar. Estos tienen formato de “Sistemas de Producción”, están centrados en las personas y en principios básicos generadores de “reglas de juego” con entornos sistémicos capaces de dar vida a un liderazgo consistente muy necesario en todo proceso de transformación y desarrollo. Esto es posible llevarlo a la práctica implementando el Sistema Japonés de Producción NPS, qué si bien el TPS de Toyota fue y es la “nave insignia”, existen el de Nissan NPW, Mitsubishi, Denso, Mitutoyo, Kobe Steel, Daido, Honda, Kyocera, OSG, Mitutoyo y tantas otras empresas que vienen perdurando en el largo plazo.

Un sistema como el japonés cuenta con principios básicos (https://avpsonline.com/principios-fundamentales-para-una-gestion-exitosa/) como el Hitozukuri, el Yoko-Tenkai el Shoifuku, entre otros, enfocados en la centralidad de las personas, que fortalecen la transversalidad y desarrollan el talento. Estos lineamientos básicos no están o son muy raros de percibir en iniciativas Lean, en otras como los programas WCM y menos aun cuando intentamos organizaciones de Six Sigma, todos estos no están preparado con una visión sistémica que requiere una transformación para desarrollo sostenido.

Cualquier Empresa puede lograr fortalecer su gestión productiva abordando desafíos temporales con el asesoramiento de consultoras profesionales. Sin embargo, en una época como las actuales donde nos enfrentamos a nuevos retos y cambios permanentes, la consultoría no tiene sentido si la Empresa no puede afrontar nuevas crisis y desafíos mejorando por si sola. De ahí la importancia de poder desarrollar un sistema generador de un contexto sostenido en el tiempo que nos permitir tener una mirada puesta en el beneficio social, en el triple impacto, en el talento, motivaciones para la creatividad y la innovación, desarrollando la empresa, las personas y la comunidad.

¿Qué virtudes lo sostienen a lo largo del tiempo?

Los principios son parte de las claves del éxito en el Sistema Japonés de Producción (NPS), por ejemplo, uno es el Yoko Tenkai de los niveles medios hacia arriba es una de las claves, y si lo expandimos haciendo que ellos sean parte de la transformación, ayudando a pensar y armar el Diseño Organizacional (x eje universo redarquicos, UGO), se genera alineamiento de las personas que se va multiplicando, fortaleciendo un liderazgo consistente y la parte sistémica que sostienen al NPS. El resultado es alcanzar una transversalidad casi “monolítica” (su centro es un grupo de estructuras fijas, autónomas, que interactúan entre sí como una sola piedra autosuficiente sin fisuras) facilitando el pasaje “natural” hacia la redarquía transformación esta clave, para enfrentar los nuevos tiempos de la competitividad centrado en las personas para lograr el bienestar social.

Ahora bien para que todo eso sea “COMPETITIVO, RENTABLE” y perdure en el tiempo, la experiencia en Asociación con Visión de Profesionales Senior, nos dice que se necesita un entorno adecuado que permita contar con una “expansión horizontal” robusta que asuma compromisos, fije metas, generadora de talentos, formando para facultar y potenciar personas en resolver problemas, sugerir ideas creativas, colaborar, participar y ser reconocidas.

Para ello no vale copiar, es necesario adaptar y para eso lo recomendable es un Sistema como el NPS-TPS, porque nos sigue demostrando en la práctica que es superador de cualquier otras versiones, modelos, copias o emulación existentes.

Hoy más que nunca en la era 4.0, si no hacemos un ordenamiento transformacional puertas adentro apalancando nos en nuestro Capital más preciado, no vamos a poder aprovechar las fortalezas que nos brinda la Tecnología. Por lo que si bien:

“la Inteligencia será Artificial pero la Transformación será Humana”.

La cultura empresarial que cultive el talento interno, estará presente en los nuevos paradigmas de competitividad que deben incluir todas aquellas Pymes que inicien un proceso de transformación, para estar presentes en el Tablero de las Empresas con Desarrollo. Para ello se requiere un enfoque de largo plazo y un compromiso evidente con el desarrollo del talento por parte de los que ocupan posiciones de responsabilidad, que nos exige fortalecer un modelo sistémico de liderazgo consistente en la ejecución de acciones que conduzcan en este sentido. Estas particularidades son propias de empresas con estilo Japonés (NPS) y para avanzar es necesario que cada día más empresas se decidan aprovechar las oportunidades de transformarse para subirse al “Tablero del Desarrollo”.

Reflexión final para sostenerte en el tiempo requieres de coherencia y consistencia: “Código de Máximas” que nos viene derramando la “nave insignia” de los años 60 para acá y que cada día tiene más valor:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *